Ricardo Ahued es el caballero de la política

Lic. Felipe Mendiola Parra

Xalapa, Ver., 14 de octubre del 2019.- Coincidimos en el café La Parroquia Xanat, con Don Ricardo Ahued Bardahuil, el director general de aduanas.

Era domingo por la tarde, lo vimos cuando él ya iba de salida y nosotros estabamos sentados. Vestía una camisa blanca de manga corta, un pantalón de mezclilla y cargaba una bolsa de tortas de esas que preparan en ese café.

“No se levanten ni me den la mano, porque están comiendo”, fue lo primero que nos dijo.

Después explicó que estaba a punto de partir a la ciudad de México, para atender las responsabilidades que le encomendó el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, con quien dijo, cuenta para todas las decisiones que está tomando para reorganizar las aduanas del país.

Personas de diversas mesas lo saludaban a su paso, él generosamente correspondía los saludos como es su costumbre.

Vimos a el mismo Ricardo Ahued que hemos conocido, sencillo, discreto y modesto en su forma de hablar y de comportarse.

En dos ocasiones lo han mencionado para venir de regreso a Veracruz, esos que andan desesperados por ver cuantas reacciones se pueden observar con esas expresiones, pero Don Ricardo las dos veces ha atajado las preguntas, evitando caer en esos vericuetos de la entrevista banquetera.

La primera vez dijo que sería siempre respetuoso del señor gobernador y que para nada buscaba esa posición; la semana pasada dijo que lo único que espera es gozar de buena salud, cuando le preguntaron si sería posible su regreso al estado de Veracruz para atender otras responsabilidades.

Este encuentro del domingo podría pasar desapercibido, pero después de haber sido alcalde, diputado local, diputado federal, senador de la república y hoy director general de Aduanas, bueno, pues es muy significativo observar que su comportamiento es de un verdadero político, que para nada le ha cambiado su sencillez y don de gente. Es el caballero de la política.

Una sencillez sin poses, natural como ha sido siempre y como lo conoce la gente de esta ciudad y de muchas partes del estado. Empresario y político, vertical en sus decisiones y respetuoso de su voto como lo ha demostrado en el Congreso, cuando ha visto que se podrían afectar los intereses de la sociedad con una iniciativa o con una ley.

Otros políticos a los que también se les menciona que podrían ascender a otro cargo pensando en un hipotético relevo del gobernador, se han quedado callados, como si pretendieran decir “el que calla otorga” y se hacen desentendidos, disfrutando sus poses fotográficas que suben a los portales de noticias y a las redes sociales. Tal vez esperan un milagro. Más claro ni el agua.

Leave a Comment