Más claro…


Por Felipe Mendiola Parra

Tres tristes tigres en el Senado siguen reclamando

Estoy completamente de acuerdo que se deben respetar los Derechos Humanos y que los procesos judiciales se apeguen a las leyes que, en la materia existen, pero el escenario que han montado los senadores Dante Delgado, Ricardo Monrreal y Miguel Ángel Mancera tiene tintes políticos de manera muy descarada.

Ese comportamiento justiciero difícilmente se les puede creer, porque para ser hay que parecer y ellos no se ajustan a esa premisa.

La frase del Divino Cayo Julio César hace referencia a que, por la importancia que tenía en la sociedad romana la mujer del César, no solo debía de ser honrada sino parecerlo.

La Comisión Especial senatorial que se formó para investigar los supuestos abusos del gobierno del estado de Veracruz ya torció la primera versión y ahora quiere enfocar sus baterías en contra de la titular de la Fiscalía como una estrategia para debilitar la imagen general del gobierno estatal, al menos eso dijo el senador Miguel Ángel Mancera.

Pero vamos por partes, el caso del senador Dante Delgado Rannauro para los veracruzanos es muy conocido, porque después de que fue gobernador del estado, fue acusado de peculado por 450 millones de pesos, abuso de autoridad e incumplimiento del deber legal, por lo que fue detenido y remitido al penal de Pacho Viejo.

Año y tres meses después de estar encerrado y a pesar de que nunca demostró su inocencia, quedó en libertad por “prescripción de delitos”, sin embargo buscó la forma de lavar su honor diciendo que había sido un preso político, como lo dicen en su defensa todos aquellos políticos que después de ser encumbrados terminan en la cárcel.

Miguel Ángel Mancera se quiere colgar de ese hilo para preparar su defensa, por todas las denuncias que le han hecho y que no han procedido, quien sabe por qué.

El 12 de mayo del año pasado, diputados federales del Partido del Trabajo oficializaron una denuncia penal contra el exjefe de gobierno de la Ciudad de México y actual senador de la República, Miguel Ángel Mancera, a quien acusaron por el fallecimiento de 26 personas y las lesiones a más de 80 por el colapso de una trabe metálica de la Línea 12 del Metro.

Además, respecto a sus colaboradores existe una nueva acusación que se presentó esta semana, contra Miguel Ángel Vázquez Reyes, ex subsecretario de Administración y Desarrollo Humano, puesto que fungió en la administración de Miguel Ángel Mancera.

El ex funcionario está acusado, junto con Nestor “N”, ex director general de Recursos Materiales de la dependencia capitalina, de desviar recursos del erario de la Ciudad de México mediante la creación de empresas simuladas. Como ellos, otros ex funcionarios del círculo cercano del ahora Senador perredista han sido relacionados, de acuerdo con las autoridades, con desvíos por un total de mil millones de pesos.

El senador Ricardo Monrreal fue gobernador de Zacatecas de 1998 a 2004 por el PRD, antes perteneció al PRI y después se afilió al PT, para convertirse en Senador por la vía plurinominal.

Zacatecas ahora es gobernada por su hermano David de los mismos apellidos y resulta que en esa entidad en los primeros 5 días del mes de enero se acumulan 27 víctimas por homicidio doloso.

Zacatecas ocupa el primer lugar en víctimas de homicidio por cada 100 mil habitantes, con una tasa de 8.8; seguido de Baja California y Sonora, según las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Tan solo este miércoles 5 personas fueron asesinadas y la mañana de este jueves abandonaron una camioneta con al menos seis cadáveres frente al Palacio de Gobierno de ese estado.

Esa es el velo de violencia y corrupción que envuelve a estos personajes que a fuerza se quieren meter al estado de Veracruz, porque tienen sus propios intereses políticos y mires usted que intereses. Más claro ni el agua.

Leave a Comment