Juan René Chiunti

Barra Libre Alfredo Quezada Hernández

Vaya que es cínico este cuenqueño.

La desfachatez le brota de manera natural por los poros.

Lo suyo es la descompostura, lo circense.

Le cuento.

Ahora luciendo sin mayor empacho la camiseta del Verde Ecologista el ex diputado local, de Nueva Alianza, aspira de nueva cuenta a la alcaldía de su natal Cosamaloapan.

Juan Rene ya durmió en las filas priistas, ya comió de las siglas de Acción Nacional, ya fue mozo de espadas en el partido de la Revolución Democrática y, por si fuera poco, también hizo el aseo en lo que fue Nueva Alianza. Ya son pocos los partidos políticos que le faltan por recorrer.

Bueno pues ahora, dada su dilatada ambición política, acuerpado por el negocio ese llamado Partido Verde Ecologista ya se metió de lleno a la contienda electoral en busca de la silla municipal y, como siempre, presumiendo que sus paisanos lo habrán de llevar a la victoria.

El pueblo de Cosamaloapan está muy bien enterado del grave daño que ha hecho este sujeto en toda esa comarca, pues platicando con destacados personajes de esa próspera región aún recuerdan el endeudamiento, con BANOBRAS, por más de 40 millones de pesos que heredo su administración.

De lo anterior queda constancia en el acuerdo número 053/ 2008 fechado el 26 de marzo del 2008, dinero del que se dice según era para construir obras como una plaza comercial, para la remodelación del mercado municipal, mismo que hasta hace poco tiempo se estaba cayendo a pedazos.

De igual forma el político multicolor argumentaba que con dicho empréstito se habría de llevar a cabo la pavimentación del Boulevard San Cristóbal. Nos comentan que en ese entonces Juan Rene, presumía, a todo aquel que le quería escuchar, que su objetivo era mejorar la imagen urbana de la zona centro de Cosamaloapan.

Era tanta su locura que el político multipartidista también presumía la construcción de un auditorio, lo cierto es que todo vino terminando en puras fantasías que, desafortunadamente, se tragó el pueblo cuenqueño y que hasta la fecha siguen pagando.

Otro de los temas que aún se recuerdan son las más de 36 obras fantasmas que el ORFIS le detecto y que en su momento, gracias a que Fidel Herrera era gobernador de la entidad veracruzana y posteriormente Javier Duarte, la situación no paso a mayores, no hubo mayores consecuencias jurídicas para el ahora abanderado del Verde Ecologista, pues, se dice, que el daño patrimonial estaba comprobado.

También, abanderado por Nueva Alianza, fue integrante de la LXIII Legislatura, donde fue integrante de las comisiones de Vigilancia y Educación y Cultura, en la primer fue secretario y en la segunda vocal.

Ahora el electorado de Cosamaloapan tiene la palabra, esperemos que también tenga memoria.

Provecho.

SEGURO DEL MAGISTERIO.

Vaya que le soplan otros aires a este importante organismo.

Son otros los tiempos que se viven hacia el interior del Seguro Social de los Trabajadores de la Educación en Veracruz.

Los derechohabientes están ciertos del gran trabajo que se ha desarrollado en los dos últimos años por lo que, todos ellos, ya gozan de los múltiples beneficios.

La labor de la actual administración- gerencia es reconocida por los sindicatos magisteriales, los dirigentes coinciden en la esforzada labor que ha desarrollado la actual dirección.

Por citarle un ejemplo le diremos que ahora la derechohabiencia ya puede agendar su cita por línea.

Son cinco los tramites que puede solicitar con solo conectarse y entrar a www.ssteev.gob.mx

y bien puede ser de Afiliación, Renovación, Prestamos, Pólizas y Certificación.

La atención es de lunes a domingo las 24 horas del día.

Allí el derechohabiente puede indicar en qué oficina desea agendar su cita, a la cual debe llegar diez minutos antes con cubre boca/careta y lapicero azul. De igual forma debe proporcionar un número telefónico de contacto y un correo electrónico donde le estarán informado el día y la hora a ser atendido.

Así de fácil y sencillo.

Nada de trámites engorrosos como era en antaño, nada de perder el tiempo ni erogar recursos económicos a lo tonto.

No cabe duda que el Seguro del Magisterio hace historia.

Bien.

Leave a Comment