Cuitláhuac tiene el afecto del presidente AMLO

Lic. Felipe Mendiola Parra

Xalapa, Ver., 24 de septiembre 2019.- Después de la salida forzada del ex fiscal general del estado, Jorge Winkler Ortiz, por no tener los exámenes de confiabilidad, se han visto muchas especulaciones acerca de lo que podría suceder con el actual gobierno; algunos hasta han sacado a relucir la imagen del senador con licencia, Ricardo Ahued para sustituir al gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Es fácil echar a volar la imaginación y hacer suposiciones, pero vamos a ver esto con otra perspectiva:

1.- Cuitláhuac García goza del afecto del presidente Andrés Manuel López Obrador, que ha visitado la entidad más de 10 veces.

2.- Solicitar una licencia en estos momentos, cuando le ha costado tanto trabajo a Morena posicionarse, después del triunfo del 2 de julio del año pasado, sería incongruente, porque tendría que haber nuevas elecciones y se pondría en riesgo todo lo ganado.

3.- Si a alguien no conviene una nuevas elecciones sería precisamente a Andrés Manuel, porque estaría afectando su proyecto.

4.- Después del triunfo del PAN con un gobierno de dos años llegó Morena, considerando la importancia de la alternancia.

5.-Los interesados en provocar esta situación son sencillamente los opositores a Morena y sin argumentos sólidos no van a convencer a nadie.

Tal vez es cuestión de tiempo, de observar el desarrollo de un estado que encontraron en ruinas y que por eso la economía no se ha mejorado, porque evidentemente todo se hace con dinero y reordenar las finanzas no es nada fácil.

Cuitláhuac García en campaña demostró capacidad y eso le permitió que junto con Andrés Manuel la votación le fuera favorable, entonces se entiende la desesperación pero el parámetro más cercano que pudimos ver fue la celebración del Grito de Independencia y ahí vimos al pueblo veracruzano disfrutando de esos festejos que si hubiera sido de inconformidad nadie se habría presentado.

Si le va mal al gobernador nos va a mal a todos, eso se sabe. Entonces lo urgente ahora es cumplir con el Plan Veracruzano de Desarrollo, para observar la atención que se le pueda dar a las más sentidadas necesidades de la población y devolver la confianza y tranquilidad que tanto necesitamos. Más claro ni el agua.

Leave a Comment