Verónica, Mercedes y Delia ante un gran reto

Lic. Felipe Mendiola Parra

Xalapa, Ver., 30 de septiembre 2019.- En menos de un mes, tres damas se convirtieron en las titulares de igual número de dependencias oficiales: la Fiscalía General del Estado, la Contraloría General y el Órgano de Fiscalización Superior, ellas son Verónica Hernández Giadáns, Mercedes Santoyo Domínguez y Delia González Cobos, respectivamente.

De las tres, solamente una fue nombrada por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, la contralora; las otras dos fueron elegidas por los diputados del Congreso local y en el caso de la titular del Orfis, los votos que obtuvo fueron por unanimidad (?).

Todas las oficinas del gobierno estatal son importantes, aunque hay que decirlo, los funcionarios de algunas de estas parece que se mimetizan, se mantienen prácticamente ocultos y difícilmente se llega a conocer su nombre o lo que están haciendo. Solo es cuestión de hacer un ejercicio práctico y verá usted que así están algunos ínclitos directivos.

Pues resulta que esas tres dependencias que se mencionan al principio, son muy movidas, de alta responsabilidad y a través de ellas también se exige justicia, transparencia, honestidad y desde ahí se emiten sanciones cuando se ameritan.

De los que se fueron ya no vale la pena hablar (escribir), seguramente las nuevas funcionarias que llegaron el 3 de septiembre, el día 14 y el 26 del mismo mes, en el mismo orden, se habrán encontrado muchas irregularidades que ya debieran dar a conocer, para poder observar la verdadera transformación que se está haciendo en esas dependencias.

De todas las carpetas empolvadas que encontraron en la Fiscalía General del Estado, Verónica debiera dar a conocer el avance que ya se tiene en algunas detenciones de los delincuentes; porque si se dio a conocer que cerca de 10 mil carpetas estaban rezagadas, las cárceles de Veracruz van a ser insuficientes, si es que se cumple con las órdenes de aprehensión como todos esperamos.

Qué hay del avance en los programas de las distintas dependencias; se han cumplido debidamente esos indicadores o ya se podrán enviar las amonestaciones a los que no se han aplicado al esquema de trabajo indicado. De no haberlo hecho, sencillamente no están ayudando al gobernador a cumplir con lo prometido durante su campaña y en la aplicación del presupuesto. Entonces Mercedes tiene que recordar que, dentro de dos meses el ejecutivo va a presentar su primer informe de gobierno.

Delia González Cobos con lo primero que se encontró, es con lo último que dejó su antecesor, y me refiero a ese faltante de 4 mil 500 millones de pesos que no ha comprobado la administración que encabezó el ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares y ese tema sí que es delicado.

Esa cantidad es solamente del segundo año de su bienio, entonces si se aplica la nueva funcionaria, hay mucho más que encontrar.

Si algo espera el gobernador Cuitláhuac García y el pueblo veracruzano, es que se esclarezcan todos esos desvíos que durante los dos años, y sobre todo en el año electoral, se vio como un derroche de recursos.

No hay duda de la formación académica de las tres talentosas mujeres, no hay duda de su capacidad ejecutiva, pero ahora están ante un gran reto y una oportunidad de oro para demostrar esa enérgica autoridad, para recuperar la confianza que todos queremos tener en esas instituciones. Más claro ni el agua.

Leave a Comment