Muchos políticos para las próximas elecciones, tienen conocimiento de las tecnologías digitales

Más claro…
Por Felipe Mendiola Parra

Xalapa, Ver., Con la llegada de Morena al poder, el encierro de más de cuatro meses (hasta hoy), los errores de algunos funcionarios públicos y otros factores que conforman el entorno político, nos queda claro que muchas cosas van a cambiar para las elecciones de 2021.

Nos habíamos acostumbrado a ver a los políticos reciclados, que lo mismo aparecía para alcaldes que para diputados locales o federales, para senadores, incluso, para gobernadores. Solo las mismas caritas y muchas veces un mismo apellido por diversos partidos, para ocupar un cargo de elección popular.

Eso va a cambiar, porque en las elecciones intermedias que vienen en 2021, se van a ver muchas caras nuevas, personalidades que no están desgastadas y que traen otra visión de la política que reclaman nuestros tiempos.

La primera advertencia que harán los “dinosaurios” es que no tren experiencia, pero a veces es preferible que se formen equipos interdisciplinarios y que impulsen el trabajo de esos nuevos políticos y nuevos funcionarios.

Después de lo que hemos visto, es necesario que esas nuevas generaciones entiendan que no pueden cambiar su comportamiento al obtener el triunfo, como ha sucedido con muchos de los que conocemos, que después de buscar el voto con sonrisas, se vuelven secos, fríos y hasta soberbios, porque eso decepciona al electorado. Se han mareado arriba de un ladrillo.

Qué bueno que vengan esas nuevas corrientes, jóvenes con buen nivel académico, con sensibilidad a flor de piel, con entusiasmo al cien por ciento, con amor por el municipio o el distrito que van a representar.

Que cambien el discurso gastado, el de las promesas que nunca se cumplen y, por qué no decirlo, el de las expresiones bofas y sin contenido.

Los candidatos seguramente van a pertenecer a la generación del milenio (del inglés millennial generation) en su mayoría, con un gran conocimiento de las comunicaciones y las tecnologías digitales, lo que es muy saludable, porque ayudarán a que nuestro municipio, estado y país pueda concursar con el mundo.

Por lo pronto, esos interesados en la política, además de su trabajo diario, pónganse a leer, revisen al menos las columnas y editoriales nacionales, para que su marco de referencia sea mayor. Recuerden que el que más lee es el que mejor habla. Más claro ni el agua.

Leave a Comment