Julen Rementería se adelantó a los tiempos y ahí están los primeros resultados

Más claro…
Por Felipe Mendiola Parra

Xalapa, Ver., 27 de mayo 2020; La batalla entre el PAN y Morena comienza muy temprano y si es una estrategia del partido azul, parece que va muy mal encaminada, porque mandaron a un elemento muy expuesto, con un historial reciente donde perdió credibilidad, confianza y no le alcanza la moral para levantar la voz.

Así quedó demostrado cuando este martes, en el pórtico del Congreso local, el diputado Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, le salió al paso al senador Julen Remetería del Puerto que originalmente era el denunciante y le preguntó con insistencia por el daño patrimonial que se le achaca por más de 300 millones de pesos.

Le reclamó los malos manejos que tuvo en la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, donde fue titular durante la gestión del ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares y se descubrió el tráfico de influencias que hizo, para otorgar contratos millonarios, al entonces presidente del PAN, Pepe Mancha, quien que en ese gobierno logró negocios por más de 70 millones de pesos, a través de la empresa de construcción de su esposa, Moserrat Ortega.

El motivo de la visita de Julen Rementería al Congreso local, fue para solicitar a los diputados que avalen una auditoría en tiempo real a la Secretaría de Veracruz, para investigar la entrega de obras a empresas fantasma, tema que ha venido manejando desde hace cinco días.

Al otro día que el senador veracruzano hizo esa denuncia ante los medios de comunicación, el propio titular de la SEV, Zenyazen Escobar García, salió a dar los detalles a los que se refería Julen Rementería.

El secretario de Educción presentó un video de esas obras y el testimonio de maestros y maestras, que explicaron los trabajos que se han realizado en esas escuelas.

Evidentemente, Julen busca los reflectores, porque existen las instancias correspondientes para hacer ese tipo de denuncias con las pruebas suficientes, porque el que acusa tiene que probar; y así se ventilaría ese tipo de problemas, pero se le hizo más fácil llamar la atención a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Señalar corrupción como bandera política, fue el éxito de Miguel Ángel Yunes Linares, después de Cuitláhuac García Jiménez, por supuesto de Andrés Manuel López Obrador; pero quien ha sido señalado de corrupción y ahora quiera hacer esos señalamientos, pues sencillamente parece que estuviera escupiendo para arriba, al menos así se vio en este segundo intento y hubo muchos testigos. Más claro ni el agua.

Leave a Comment