EN MI OPINIÓN… EL BASEBALL, LA MLB Y AMLO.

Silvano

Xalapa, Ver., 1 de agosto 2020; El baseball, el llamado “Rey de los Deportes”, para los apasionados de este deporte, sin duda es uno de los mejores, ya que la emoción es hasta el último momento, como dictaba Yogi Berra, “esto no se acaba, hasta que se acaba”, dando a entender que es un deporte donde nada se puede dar por concluido antes de llegar al final, siempre hay emociones en todo momento.
Hoy en día tenemos un presidente que, es un “declarado fan” del baseball. Su gusto por el deporte va a tal grado que pretende fomentar la práctica masiva del mismo, para lo cual creó, en este 2020, “PROBEIS”, denominada como Promoción y Desarrollo del Beisbol en México, con un presupuesto de operación pretendido de 3,000 mdp durante el sexenio. Nunca un deporte tuvo en el país una oficina especializada, ni había recibido tanto dinero público de manera tan abierta. Un deporte profesional de índole privado, que será fuertemente apoyado por recursos públicos, que infortunadamente están siendo obtenidos de recortes a áreas vitales para la población, como el sector salud, seguridad, y otros; además de hacerlo en medio de una crisis sanitaria enorme que ha derivado en una situación caótica en el ramo económico en todos los niveles de la sociedad.
El apoyo al deporte en este caso al beisbol no es criticable, en mi opinión lo criticable estriba en lo siguiente:
a) Que se realice sacrificando otras áreas que requieren mayor atención, por mencionar Salud, Educación, Seguridad, etc.
b) Que el Señor Presidente, fiel seguidor del baseball, no tome de ejemplo a la organización de la MLB (Ligas Mayores de Beisbol – siglas en inglés), en especial la del Alto Comisionado.
• Esta figura de autoridad en las grandes ligas de baseball, su función determina el éxito de este deporte e influye directamente en el desarrollo de cada uno de los 30 equipos que forman la MLB de Estados Unidos. Bajo su mandato, se encuentra la dirección y mantenimiento de las reglas del arbitraje, así como las negociaciones en general que se reflejan en grandes ingresos, que equivalen a millones de dólares, que provienen de todos los medios televisivos y electrónicos, y que con ellos se garantiza la supervivencia de esta grandiosa organización, con beneficios para todos los integrantes de la misma.
Esta no es una figura cualquiera, y por ello dicho puesto no es elegido a la ligera. Tener en su poder el destino de miles de jugadores, trabajadores, directivos, empresarios e inversionistas, conlleva una gran responsabilidad, se debe tener un gran temple y poder de decisión ante cualquier problemática, y ser firme ante las adversidades sin importar las críticas que se obtengan.
A esta persona se le conoce como alto comisionado, figura impuesta en la MLB desde 1920 y que en su primer edición el título fue atribuido a Kenesaw Mountain Landis, quien desempeñó este puesto hasta el año de su muerte en1944.
El alto comisionado es elegido a votación por los propietarios de cada uno de los equipos de las grandes ligas, y no es sorpresa el porqué, ¿quién mejor que los propietarios para saber quién será un digno representante y verá por las necesidades de cada una de las personas que integran los equipos dentro y fuera de la cancha?
En mi opinión, el alto comisionado es una figura de autoridad, en la cual presidente, Andrés Manuel López Obrador, podr{ia fijarse y tomar parte de su perfil, para mejorar el manejo de la nación.
¿Por qué me atrevo a decir lo anterior? AMLO, es la máxima autoridad ejecutiva en el país, como el Alto Comisionado en la MLB.
AMLO debe cumplir con sus funciones sustantivas, tales como: Fomentar las inversiones de capital nacional y extranjero, mejoramiento en el sistema educativo y el sector salud, trabajo digno para los desempleados y encarcelamiento a los funcionarios públicos que en el pasado habían cometido actos de corrupción que afectaron gravemente el funcionamiento del país. Aunque probablemente, sus palabras más fuertes y su promesa de campaña son lo que más recordaremos, el sería un presidente para los pobres, él no sería como los demás, no robaría, no estafaría y no dañaría a México ni a sus pobladores bajo ninguna circunstancia.
AMLO al igual que el Alto Comisionado, fueron elegidos para velar por los mejores intereses de sus allegados, fueron seleccionados para llevar la enorme responsabilidad que cada determinado tiempo se le otorga a una sola persona que debe tomar todo tipo de decisiones en pro de un bien común.
¿Por qué Obrador, quien durante 18 años persiguió este puesto, no ha logrado ser el personaje que este puesto necesita?
Sorprende que alguien tan públicamente aficionado a este deporte, no logre notar que la función de su puesto es prácticamente la misma a la del Alto Comisionado. Teniendo el apoyo de millones de ciudadanos de todas clases sociales, edades y género, ojalá reaccionara, se inspirara en su deporte preferido, e hiciera todo lo posible por llevar a nuestro país a un mejor lugar.
Esto es EN MI OPINIÓN.
Silvano Martínez Vela

Leave a Comment