Con 28 especialistas se cubren los rondines en el Centro de Alta Especialidad, dice una paciente

Más claro… Por Felipe Mendiola Parra

Xalapa, Ver., Mary Toña Baxin es una periodista muy reconocida, es de la vieja guardia, muchos años trabajó en El Dictamen, en la radio y en otros medios de comunicación; después ocupó importantes cargos en las oficinas de gobierno, donde se sigue desempeñando, y el 28 de diciembre pasado la declararon positiva de Covid-19.

La internaron y con ese carácter firme y valiente que siempre ha tenido, en ningún momento dijo que era empleada del gobierno del estado, guardó silencio ante el personal médico y comenzó su tratamiento como cualquier otro ciudadano.

Felizmente la dieron de alta y ahora está en su casa, todavía con oxígeno pero lo peor ya pasó y solo hay que cumplir con lo prescrito por el médico.

Con frecuencia nos comunicamos porque somos amigos desde hace muchos años, compañeros de trabajo y los dos egresados de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana.

Autorizado por ella me permito dar a conocer sus puntos de vista de esa experiencia que vivió todos esos días.

Me dice que por su diabetes se le complicó esa enfermedad pero su testimonio es que el Centro de Alta Especialidad (CAE) es el mejor hospital con 28 especialistas, que hacen diariamente su rondín; con la familia te comunican mediante video llamadas y los cubículos están impecables.

“Nunca escuché una queja del personal, porque además, a los pacientes los tratan con mucha atención y cariño. Las revisiones son muy puntuales y observan el avance que tienen en su recuperación para darlos de alta como lo hicieron conmigo”, detalló Mary Toña.

Es falso que haya escasez de medicamentos porque a ella le aplicaban hasta 5 inyecciones diarias y a su hija, que también dio positivo, nunca le pidieron nada, según lo explica.

El CAE fue transformado para atender a los enfermos de Covid, por lo que la atención es inmediata y quienes fallecen es por complicaciones de otra naturaleza, “Yo me salvé porque Dios así lo quiso, porque estuvieron a punto de intubarme, pero finalmente no fue necesario”. Dice la reconocida periodista.

Lamenta que por las mismas medidas del protocolo de salud nadie pueda entrar a esas instalaciones, porque si un periodista hiciera un recorrido podría observar la forma como está funcionando ese Centro de Alta Especialidad, donde evidentemente el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ha puesto toda su atención. Más claro ni el agua

Leave a Comment