Área 51 (Análisis Cinematográfico)

Cuadro por cuadro… Israel Pérez Rivera

Xalapa, Ver., 29 de junio 2020; Por muchos años el Área 51 a resonado en la cultura mundial, la historia nos remonta hasta el 29 de agosto del año 1995 cuando el gobierno estadounidense acepta y deja de lado el secretismo de su Base de la Fuerza Área Nellis, ubicada en el estado de Nevada. Es conocida también por los nombres Groom Lake, Homey Airport y Dreamland. Este lugar es un centro de pruebas de vuelo para la Fuerza Área de los Estados Unidos, sin embargo el avistamiento de Objetos Voladores No Identificados conocidos por su abreviatura como OVNIS ha hecho que sea una zona con alta cultura alienígena.

En 2019 surgió un movimiento en redes sociales con el fin de asaltar y atracar el Área 51, puntualmente llamado “Asaltar el Área 51, no pueden pararnos a todos”, iniciativa que tenía como intención revelar todas aquellas teorías conspirativas que relacionan a extraterrestres y seres de otros planetas, algo que al final no sucedió debido a que las autoridades tomaron cartas en el asunto, sin embargo la cinta Área 51 del año 2015 tiene una premisa similar con resultados endebles.

La película Área 51 es un proyecto escrito y realizado por Oren Peli quien fue un pilar fundamental en la franquicia de ‘Actividad Paranormal’, trabajando en diferentes puestos. La producción corrió bajo el cargo de Jason Blum y su compañía Blumhouse Productions, está casa productora es conocida por ser especialista en filmes de terror.

La trama de Área 51 se centra en tres jóvenes interpretados por los actores Ben Rovner, Reid Warner y Darrin Bragg, quienes tienen una filmografía corta hasta estos momentos. Los adolescentes protagonistas son fanáticos de las teorías conspirativas y misterios que envuelven al Área 51.

La tercia de montaje, música y vestuario fueron supervisados por Paul H. Maritsas, Jake York y Amy Brownson, siendo los encargados de crear la atmósfera de suspenso en este largometraje de ciencia ficción debido a que el equipo creativo decidió usar la técnica de “Película encontrada”, es decir, la historia se narra en primera persona mediante un vídeo supuestamente real grabado por los personajes principales, está forma del filmar tuvo como precursor la película Holocausto Caníbal de 1980 y fue popularizada por The Blair Witch Project (1999) y Cloverfield (2008).

El método “Película encontrada” también conocido como “metraje encontrado” (found footage en inglés), es pieza clave en la narrativa de proyectos relacionados con el terror, suspenso y los falsos documentales.

Oren Peli director exponente del Found Footage muestra que puede grabar una historia ligera, sin embargo y poniendo las cosas en su lugar, el “metraje encontrado” carece de actuación ya que en los diferentes largometrajes realizados por el cineasta se presenta un grupo de personajes poco profundos sin la intención de ser desarrollados en algún momento, esto se aprecia en los 99 minutos de duración de la cinta Área 51, además tiene un par de cosas dudosas para una trama situada en uno de los lugares más difíciles de acceder en el globo terráqueo, bien se sabe que dicha base está completamente vigilada pero en la película de Blumhouse tres individuos pudieron entrar cortando un par de líneas de alambres. Los puntos fuertes del “metraje encontrado” es la atmósfera creada, llevando al espectador más salvaje a un punto de gran suspenso y terror al grado de llegar a la catarsis.

Algo difícil de creer dentro de está forma de hacer cine, es que los protagonistas sigan grabado mientras son acorralados por fantasmas, monstruos, brujas y todo lo que pueda ser una amenaza. Área 51 no se queda atrás es un filme con poco terror envuelta en puro suspenso. Esta entrega es una muestra del morbo que puede generar las teorías conspirativas, es un filme para ver una sola ocasión.

Leave a Comment