Alerta de violencia de género por desaparición de niñas, adolescentes y mujeres en Veracruz.

Miryam Lagunes

Xalapa, Ver., 27 de mayo 2020; El 22 de mayo Melany Hansmann salió de su casa en Coatzacoalcos para visitar a un familiar, desde entonces no se sabe su paradero, en la ficha elaborada por “Alerta Amber Veracruz” se le describe como una joven de 16 años, cabello negro al hombro, ojos cafés claro y tez blanca, a su foto le acompaña el resumen de los hechos previos a su desaparición, donde deja en claro también que por su edad podría ser víctima de la comisión de un delito y por ende corre riesgo su integridad. 

Melany es parte de una larga lista de mujeres y niñas víctimas de desaparición en Veracruz de las cuales esperamos regresen con bien a casa, aunque por desgracia en muchas ocasiones no sucede de este modo, como es el caso de Aracely Trejo de 22 años, quien después de haber sido reportada como desaparecida por sus familiares fue hallada sin vida al siguiente o Zurisaday Martínez de 23 años, quien al momento de ser víctima de un “levantón” estaba embarazada de 34 semanas, días después encontraron su cuerpo sin vida, ambas mujeres de la región de Córdoba, hasta el momento no hay detenidos por estos crímenes.

En Veracruz han sido decretadas dos alertas de violencia de género contra las mujeres, una de ellas por violencia feminicida y otra por agravio comparado, hasta el momento no sabemos con claridad cuál ha sido el seguimiento que se les ha dado, pero si sabemos que las agresiones que vivimos diariamente en el Estado no han disminuido, tanto así que en últimas fechas colectivos feministas y asociaciones civiles se han reunido para solicitar una vez más a la Secretaría de Gobernación la tercera alerta, esta vez por desaparición de niñas, adolescentes y mujeres, puntualizando que nuestra entidad es una de las más peligrosas para nuestro género.

La complicidad de nuestras autoridades en este delito se puede identificar desde la falta de reconocimiento de las cifras reales de mujeres desaparecidas, claras omisiones en el seguimiento de los casos, obstaculizar o ejercer presión para no presentar denuncia, desinterés y en el peor de los escenarios colaboración con grupos delictivos quienes se benefician de la trata y explotación sexual, lo cual no sería extraño, ya que de acuerdo al informe sobre las zonas con más incidencia en trata de personas, Veracruz es uno de los primeros lugares.

Visibilizar la problemática que estamos viviendo en el Estado es indispensable para hacerle frente, las cifras de homicidios de mujeres, feminicidios, violencia doméstica, agresiones sexuales y desaparición forzada de niñas, adolescentes y mujeres han aumentado a pesar de las medidas de cuarentena o de la estrategia de cero tolerancia implementada por la actual administración, no se puede tapar el sol con un dedo, de aprobarse esta tercera alerta Veracruz sería oficialmente foco rojo de violencia contra las mujeres en el país, ¿cuántos nombres más de compañeras desaparecidas o asesinadas tenemos que gritar en las marchas para que nos hagan caso? Ni una menos.

Leave a Comment